Guía Práctica

Real Decreto de Contadores de Calefacción y Repartidores de Costes de Calefacción

Contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios

¿Cuándo se ha publicado y cuando entró en vigor? 

Importante:  Aún no se ha publicado, y por tanto está en fase de borrador. La información incluida en esta Guía Práctica se refiere al último borrador del que disponemos.

¿Qué Directivas Europeas se transponen? 

 Mediante este RD se traspone totalmente la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética, que ya fue parcialmente transpuesta en febrero de 2016 (RD 56/2016). Además, se transpone parcialmente la nueva Directiva 2018/2002. Por tanto, este RD transpone definitivamente todo lo pendiente relacionado con la contabilización individual de consumos.

Pero, si eran ya obligatorios los contadores de calefacción y ACS según el RITE, ¿para qué y porqué esta nueva normativa?

 Efectivamente, el RITE publicado en 1998 y revisado en 2007 (RD 1027/2007) obliga a la instalación de contadores de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) en edificios con calderas centrales, pero sólo es aplicable a edificios nuevos construidos a partir de su publicación (1998) o en edificios existentes cuando se haya modificado sustancialmente la instalación (p.e. que se haya cambiado la caldera).

Esta nueva normativa a la que hacemos referencia aquí aplica a todos los edificios existentes y a los nuevos, en lo que se refiere a calefacción y refrigeración (la contabilización de ACS es obligatoria en todos los edificios desde 1980), y por supuesto a los construidos antes de 1998. Además, estos edificios más antiguos son precisamente los menos eficientes desde el punto de vista energético, y por ello esta nueva normativa supone tanto ahorro.

¿A qué obliga el Real Decreto?

 Si su edificio tiene varios vecinos o locales (ya sean propietarios o en alquiler) y tiene un sistema centralizado de calefacción y/o refrigeración, entonces cada vecino debe pagar su consumo de calefacción o refrigeración según el consumo medido.  Eso es, simplemente, lo que dice esta nueva normativa.

Para conseguir este objetivo –que cada vecino pague por lo que consume-, cada piso o apartamento en el edificio debe tener instalado algún dispositivo que mida esos consumos, y alguien se tiene que preocupar de instalarlos, leer sus registros y hacer la liquidación de los costes por cada usuario.

 

¿Qué tipo de dispositivos de medición permite el Real Decreto?

 Para medir calefacción, habrá que instalar un contador de calefacción (o refrigeración). Si no se puede o es muy caro (p.e. cuando la calefacción está distribuida por columnas), se instalarán repartidores de costes de calefacción en cada radiador siempre que resulte rentable. Puedes consultar aquí más información sobre en qué casos instalar contadores y cuando instalar repartidores.

El Real Decreto no permite ningún otro tipo de sistema de medición de consumos, tan sólo contadores de calefacción, o bien repartidores de costes.

Calculo de la viabilidad técnica y económica

 Este es el asunto más relevante de este Real Decreto. Se trata  de saber, mediante un cálculo muy simple, si un edificio tiene la obligación o no de instalar dispositivos de medición de consumos. Para ello, cada edificio debe responder a tres preguntas:

Pregunta 1 – ¿En qué zona climática está mi edificio?

Las zonas climáticas se asignan a la población según el clima del que disfrutan. El mapa siguiente ilustra la zona climática donde está cada capital de provincia. Es importante entender que una población puede no estar en la misma zona climática que la de su capital de provincia. Por ejemplo,  Madrid capital está en la zona D pero Cercedilla está en la zona E. Para saber exactamente en qué zona está una población determinada lo mejor es acudir a este link: zonas climáticas.

 

Aquellos edificios en las zonas C, D y E estarían obligados a instalar los contadores o repartidores de costes si su instalación resultara rentable. Por tanto los edificios que estén en las zonas C, D y E deberán seguir analizando su viabilidad técnica y económica. 

Pregunta 2 – ¿Qué tipo de instalación de calefacción tengo?

Esta es una pregunta muy técnica, por lo que nuestra recomendación es preguntar a un experto, su mantenedor de la caldera o cualquier otro experto.
Lo que hay que determinar es si la instalación térmica del edificio tiene sus radiadores conectados en serie (monotubos en serie), en cuyo caso estaría exento de la instalación de contadores o de repartidores de costes. Y si los radiadores son ventiloconvectores o aerotermos, quedaría exento el edificio de instalar repartidores de costes de calefacción (pero seguiría obligado, en su caso, a instalar contadores de calefacción). En este link le mostramos más información a este respecto.

¿Qué hago si mi edificio tiene un tipo de calefacción que lo hace exento?

Si su edificio está en los casos descritos en el párrafo anterior, debe ponerse en contacto con el mantenedor de la caldera de su edificio, quien le debe firmar el Certificado de Exclusión de instalar sistemas de contabilización individualizada. Podrá encontrar un modelo de este certificado aquí.

Además, el titular de la instalación (normalmente la Comunidad de Propietarios) tiene que emitir una Declaración Responsable (descargar aquí).

Ambos documentos, el Certificado de Exclusión firmado por la empresa mantenedora, y la Declaración responsable (firmado por el titular de la instalación, representante de la Comunidad de Propietarios o titular del edificio) se deben presentar en su Comunidad Autónoma. El mantenedor de su caldera sabrá cómo hacerlo.

Pregunta 3 –   ¿Es rentable económicamente la instalación de contadores o repartidores?

Si tras responder a las dos preguntas anteriores resulta que el edificio no está exento de la obligación de instalar contadores o repartidores de costes, tendremos que analizar si es el plazo de amortización de la inversión es menor de 4 años (si fuera mayor resultaría exenta por falta de rentabilidad económica).

Para responder a esta pregunta sólo tiene que contactar con una compañía instaladora según el RITE y solicitar un presupuesto según el modelo definido en el propio Real Decreto. Se puede hacer de forma rápida y gratuita en   www.contadoresdecalefaccion.com.

En esta página web además puede obtener directamente e imprimir un presupuesto de acuerdo al anexo del Real Decreto y el correspondiente análisis de rentabilidad económica.

¿Qué hago si del análisis de rentabilidad resulta mi edificio exento de la obligación?

 Si resulta que el plazo de amortización de las inversiones supera los 4 años, entonces no será necesario instalar los dispositivos de medición. En ese caso deberá disponer de la siguiente información:

  • Presupuesto de inversión según el Anexo II del Real Decreto, que podrá fácilmente obtener en contadoresdecalefaccion.com
  • Además, el titular de la instalación (normalmente la Comunidad de Propietarios) tiene que emitir una Declaración Responsable (descargar aquí).

Ambos documentos, el Presupuesto de Inversión firmado por la empresa instaladora autorizada, y la Declaración responsable (firmado por el titular de la instalación, representante de la Comunidad de Propietarios o titular del edificio) se deben presentar en su Comunidad Autónoma.

Si del análisis de rentabilidad, resulta que no estoy exento, y por tanto estoy obligado a instalar contadores o repartidores de costes ¿Qué hago?

 La misma web www.contadoresdecalefaccion.com le guiará como hacer. Podrá obtener el presupuesto según el Anexo II del Real Decreto, que recibirá por correo electrónico, y de acuerdo con el artículo 4.4 del Real Decreto podrá solicitar un presupuesto alternativo, que tendrá precios y condiciones mucho más atractivas, por ejemplo podrá alquilar los dispositivos en vez de comprarlos, además de cláusulas de protección de datos, etc. para su tranquilidad.

¿Cómo se calcula el plazo de amortización?

 Mediante la siguiente fórmula:

La web www.contadoresdecalefaccion.com realizará este cálculo y le dará el plazo de amortización, en base a la provincia donde su edifico esté situado y fundamentalmente en base a los datos aportados (tipo de edificio, características, etc.). Si el plazo de amortización resulta mayor de 4 años, el edificio se considerará exento de la obligación, puesto que se considerará que la iniciativa no resulta rentable. En caso contrario, el edificio estará obligado a la instalación de contadores/repartidores.

¿Quién puede instalar contadores/repartidores?

 Empresas acreditadas como mantenedoras o instaladoras de instalaciones térmicas.

¿Habrá multas?

 Sí. El artículo 10 del Real Decreto establece el régimen sancionador aplicable. Las multas serán de entre 1.000 y 10.000 euros si no se cumple con lo dispuesto en el mismo Real Decreto, siendo las comunidades autónomas las responsables de inspeccionar y multar, en su caso.

Otras cuestiones importantes que dice el real Decreto

a) Lectura, información al consumidor y reparto de costes

Además de instalar los contadores o repartidores de costes, es necesario que el propio titular (Comunidad de Propietarios o dueño del edificio) o un tercero (empresa especializada) se encargue de leer los dispositivos, garantizar que funcionan bien, y realizar las liquidaciones individuales periódicas a cada vecino, para que cada uno pague según lo que realmente consume.

Si el propio titular del edificio es el que realiza esta tarea, lo debe hacer sin ánimo de lucro. En caso de que decida encargar esta tarea a un tercero (empresa especializada) los costes derivados serán razonables. En todo caso, lo que siempre será gratuito es el acceso que el usuario final debe tener a la información de sus consumos y a la información de su liquidación individual,  ya sea en formato electrónico a través de internet o en otro formato.

 

b) Frecuencia de liquidaciones de consumos

La frecuencia mínima en que los vecinos recibirán las liquidaciones depende de si el contador es de lectura remota o todavía es de lectura manual:

c) Liquidaciones de consumo siempre por internet

Las liquidaciones de consumo deberán estar disponibles para el consumidor por internet. Por tanto, su proveedor de este servicio deberá tener una oficina virtual, que además será gratuita.

d) Los dispositivos deberán ser de lectura remota en 2027

e) Costes fijos y variables

Las liquidaciones individuales de calefacción que los vecinos recibirán tiene un componente fijo (reparto de los costes comunes del edificio, como por ejemplo los costes de mantenimiento de la caldera, calefacción de los lugares comunes, etc.) y un componente variable, que es el que dependerá directamente del consumo de cada uno. El Real Decreto sitúa el coste variable entre un 60% y un 75% del coste total.

f) Información que debe contener la liquidación individual de calefacción

g) ¿Y si un vecino se niega a que le instalen?

Si un vecino se niega a instalar, esta nueva normativa dice que tendrá que pagar según el mayor ratio de consumo de los calculados entre sus vecinos de ese edificio, es decir, se entenderá que el que no quiere instalar los dispositivos de medición es porque no tiene ninguna intención de ahorrar, y por tanto se le penaliza haciéndole pagar como el vecino de su edificio que más paga.

Ista es la primera empresa en España en obtener el certificado AENOR de Servicio de Medición y Reparto de Consumos de Calefacción