Ante un verano que parece no terminar, nos estamos acostumbrando a disfrutar de buen tiempo, altas temperaturas y sol. Pero la realidad es que estamos casi en el inicio de noviembre y todo apunta a que el frío está a punto de llegar para quedarse.

No debemos descuidarnos y preparar adecuadamente nuestra vivienda si es que no queremos pasar frío durante los próximos meses. Aislar térmicamente la vivienda para evitar pérdidas de calor, vigilar las ventanas para evitar filtraciones de aire o aislar las puertas para evitar el paso de aire y mantener la temperatura, son sólo algunas recomendaciones básicas a seguir en nuestros hogares.

La calefacción debe ocupar un espacio importante en todo este proceso y por eso es necesario mantener y cuidar todo el sistema antes de la llegada del frío para corregir posibles pérdidas de presión, purgar los radiadores para evitar averías, alcanzar mayor confort y reducir consumo.

Hemos preparado algunos consejos que, aplicados correctamente, te ayudarán a reducir tu consumo y también tu factura:

  • Los sistemas de calefacción no deben usarse para pasar calor, sino para no pasar frío.
  • Regula el termostato a 20ºC, es la temperatura idónea para casa. Cada grado de más, el consumo aumenta innecesariamente un 7%
  • No calientes las habitaciones vacías. Para ahorrar calefacción, cierra las llaves de los radiadores de las habitaciones que no utilices. 
  • Date duchar cortas. No deberías tardar en ducharte más de 7 minutos. Más tiempo equivale a cientos de euros en calefacción.
  • Si cambias las ventanas, procura que las nuevas sean de “doble acristalamiento”. Conseguirás ahorros de energía de hasta el 15% en el consumo de calefacción.

Estamos convencidos de que tú también tienes muchos más consejos e iniciativas para ahorrar calefacción y te invitamos a que compartas todos con nosotros ¿Cómo ahorras calefacción en tu día a día? (Equipo ista)